Inicio 
 
 Artículos de interés
 Actualidades
 Alternativas para el Desarrollo
 Editoriales
 Mercados
 Panorama
 Plagas y enfermedades
 
 Bases de datos
 
 Biotecnología agrícola y soya GM
 
 Boletín Oleaginosas en Cadena
 
 Comites Estatales
 
 Comité Nacional
 
 Eventos del sector y de la cadena
 
 Guías para productores
 
 Legislación
 
 Ligas a otros sitios
 
 Oleaginosas que se promueven
 
 Pro Oleaginosas 2014-SAGARPA
 
 Programa Nacional 2007-2012
 
 Servicios
Buscar

Última actualización: Dec 1st, 2017 - 12:23:04


Caracterización del banco de germoplasma de soya del INIFAP durante el ciclo primavera-verano 2016
M.C. Julio César García Rodríguez, INIFAP CEHUAS M.C. Nicolás Maldonado Moreno, INIFAP CEHUAS M.C. Guillermo Ascencio Luciano, INIFAP CEHUAS José Eduardo de la Rosa Flores, Instituto Tecnológico de Altamira
Dec 1, 2017, 12:10

Enviar por e-mail
 Versión para Imprimir






















El banco de germoplasma de soya del INIFAP, localizado en el Campo Experimental Las Huastecas (CEHUAS) en Altamira, Tamaulipas, cuenta con un grupo considerable de accesiones introducidas, principalmente de Estados Unidos, Brasil y Asia, además de líneas avanzadas que se han generado dentro del programa de mejoramiento genético de soya del mismo instituto. En dicho banco de germoplasma se encuentra la riqueza genética para el desarrollo de nuevas variedades, tanto para el sur de Tamaulipas como para las regiones tropicales y subtropicales de México.

Uno de los objetivos principales de los bancos de germoplasma es refrescar la semilla de cada accesión con la finalidad de conservar su viabilidad, que en el caso de la soya se tiene que realizar año con año debido a que el germoplasma es muy susceptible al deterioro ambiental en las regiones cálido húmedas. Por otro lado, se aprovecha la siembra en campo de los materiales genéticos para caracterizarlos fenológica, morfológica y agronómicamente en función de las condiciones climáticas prevalecientes durante el ciclo de cultivo. Así, durante el ciclo primavera-verano 2016, con el apoyo del Sistema Producto Oleaginosas, se establecieron 599 genotipos de soya en el CEHUAS con la finalidad de obtener semilla nueva y conocer su comportamiento durante dicho ciclo, el cual se consideró con deficiencias hídricas durante la etapa reproductiva de la soya.

Para la caracterización se consideraron 15 variables relacionadas con la fenología, morfología y desempeño agronómico de cada genotipo. Los datos obtenidos de la caracterización se analizaron mediante el método de conglomerados o “cluster”, el cual consiste en formar grupos de genotipos según el parecido en sus características. En este caso, los materiales genéticos del banco de germoplasma de soya del INIFAP se distribuyeron en diez grupos. Las características que los diferenciaron se mencionan a continuación.






















• El primer grupo fue el más abundante con 389 genotipos, los cuales se diferenciaron por presentar hábito de crecimiento determinado, tipo de crecimiento semierecto, colores de pubescencia café y café rojizo; la mayoría mostró buena calidad de semilla, así como color de testa café ligero.

• El segundo grupo, que integró 10 genotipos, se caracterizó por su pubescencia café rojizo, forma ovoide del foliolo central, color de flor morado y color de testa negro; su peso de semilla fue bajo.

• El tercero (139 genotipos) estuvo compuesto por materiales con hábito de crecimiento determinado, tamaño de semilla de mediano a grande y altura de planta que va de mediana a baja.

• El cuarto grupo (3 genotipos) integra accesiones con características más uniformes pero no las más deseables, ya que presentaron baja altura de planta, semilla de mala calidad y tamaño chico, y por ende su peso fue bajo; el tipo de crecimiento es erecto y la forma de hoja es lanceolada, de un color verde ligero; son de flor blanca y color de pubescencia café rojizo; la forma de semilla es elongada plana y el color de la testa negro.

• Contrario al grupo cuatro, los materiales del grupo cinco (20 genotipos) mostraron buena altura de planta y buena calidad de semilla, de tamaño grande y por lo tanto buen peso.

• El grupo seis (25 genotipos) presentó un hábito de crecimiento de semideterminado a indeterminado, con tamaño de semilla entre mediano y grande y peso que va de medio a bueno.

• Constituyendo el grupo número siete (4 genotipos) se encuentran materiales precoces, con pocos días a floración y a madurez, de baja altura, pubescencia gris y flor morada. Semilla de un tono amarillo y calidad relativamente mala.

• Los genotipos del octavo grupo (6 genotipos) se caracterizaron principalmente por su tamaño grande de semilla y buen peso, pero de mala calidad.

• El grupo nueve solo consistió en dos materiales, los cuales presentaron baja altura de planta, hojas lanceoladas, color de pubescencia café rojizo y flor morada. En cuanto a la semilla, fue de color café ligero, de tamaño chico y bajo peso, pero con calidad de buena a media.

• El grupo número diez se constituyó sólo por un genotipo, cuya característica principal es que, a pesar de que la altura de planta fue baja, fue la accesión que presentó el mayor peso de semilla, ésta es de color negro y de tamaño grande. Sin embargo su calidad fue mala.

De acuerdo con las condiciones ambientales del sur de Tamaulipas, los parámetros fenológicos y agronómicos que se estiman para que la soya pueda obtener un mejor desarrollo y exponer todo su potencial de rendimiento son número de días a R2 (floración completa) mayor o igual a 45, entre 120 y 135 días a R8 (madurez fisiológica), altura a R8 mayor o igual a 70 cm, más de 15 gramos en el peso de 100 semillas y una calidad de semilla de 1-2.5 (buena o excelente).

Con base en los resultados obtenidos de la caracterización durante el ciclo primavera-verano 2016 en el sur de Tamaulipas, de los genotipos del banco de germoplasma se seleccionó un grupo de 18 materiales (Cuadro 1) que mostró un buen desarrollo y potencial productivo, considerando que fue un ciclo con deficiencias hídricas durante la etapa reproductiva del cultivo. Cuadro 1. Genotipos de soya que presentaron las mejores características de desarrollo y potencial productivo durante el ciclo primavera-verano 2016 en el sur de Tamaulipas.

Considerando el análisis de conglomerados, en donde la mayoría de los genotipos se distribuyeron en dos grupos: uno (389 genotipos) y tres (139 genotipos), la variabilidad genética en el banco de germoplasma fue baja. Lo anterior porque la proporción de líneas avanzadas, genotipos desarrollados por el INIFAP, es mayor al número de accesiones introducidas y que dichas líneas, son precisamente el producto del cruzamiento entre algunas de esas introducciones, que en su momento sirvieron como progenitores. Por lo tanto, se recomienda la introducción de nuevo germoplasma de soya con la finalidad de explorar su potencial en México.


© Copyright 2005 - Sistema Nacional Sistema Producto - Oleaginosas

Subir

Artículos relevantes
Panorama
Generación de tecnología para mejorar la productividad de la soya en el Trópico de México
Caracterización del banco de germoplasma de soya del INIFAP durante el ciclo primavera-verano 2016
Sistema de Información de Semillas (SIS-MX)
Informe preliminar sobre la evaluación de herbicidas para el control de malezas en soya, P-V 2016
Moderniza SAGARPA Sistema de Padrón Único de Beneficiarios
¿Por qué es importante estar inscrito en el Directorio de Productores, Obtentores y Comercializadores de Semillas del SNICS?
Fortalecerán producción nacional de semilla
Victoria presupuestal pírrica para agro mexicano
Más recursos no significa mejor campo: José Calzada Rovirosa
Necesario invertir en tecnificación del campo para generar ahorra en agua

Intranet: Correo | Administración | Estadísticas